EL PAPEL QUE TIENEN LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS.

DOSSIER: TOMANDO EL PULSO AL MOVIMIENTO DE HOMBRES POR LA IGUALDAD, Parte 2

2.- ¿Cuál es el papel de las instituciones públicas respecto al movimiento de hombres por la igualdad?

Compilador: Juanjo Compairé.

homes-contra-la-violencia-del-pla-de-lestany-3

Mural dels Homes Igualitaris del Pla de l’Estany contra las violencias machistas.

Las respuestas en este capítulo son casi unánimes: la implicación de las instituciones es escasa o nula. Algunos (Celso, Erick, Franches, Julián, Manuel) hablan del peor momento y alertan de los retrocesos en este campo, más graves si cabe, porque ya se partía de muy abajo (Hilario).

En general, pues, las instituciones no han entendido la necesidad de implementar políticas públicas de trabajo con hombres, a pesar de los mandatos imperativos en este sentido que les llegan de la ONU y de la Unión Europea.


Las instituciones, en general, no han entendido la necesidad de implementar políticas públicas de trabajo con hombres, a pesar de los mandatos imperativos en este sentido que les llegan de la ONU y de la Unión Europea.


Esta escasa implicación depende de factores personales: que una persona con un cargo de responsabilidad lo decida así (Alejo, Juanjo). Esta situación significa que, a menudo, cuando esta persona deja el cargo, el programa se diluye o desaparece. Éste parece haber sido el caso de uno de los programas pioneros de trabajo con hombres, el del Ayuntamiento de Jerez (Hilario).

El País Vasco, a pesar de los recortes, significa una excepción. El programa Gizonduz, dentro de Emakunde, significa en estos momentos el único programa público a nivel autonómico que existe en el Estado de trabajo con hombres (Ander).

En otros lugares, como en Canarias, depende de cada isla (Gabo). Hilario apunta de que, en estos momentos, a nivel local, sólo quedan los programas de intervención con hombres del Ayuntamiento de Barcelona (el servicio de atención a hombres, SAH, dentro del cual se encuentra el programa “Canviem-ho”).

Este muy precario compromiso institucional se da tan solo para temáticas concretas, como la paternidad (Paco) o el trabajo con hombres en las cárceles (Celso). Sin embargo, tanto Hermógenes como José Ángel entrevén un futuro algo mejor, confiando en la nueva coyuntura política que se abre con la llamada “Nueva política”.

Por otra parte, tampoco el movimiento de hombres por la igualdad ha exigido con fuerza este compromiso de las instituciones (Miguel). Los organismos públicos intervienen en este campo no por convencimiento sino mirando la rentabilidad política (que muchos consideran muy poco relevante, razón por la cual no le dan la prioridad necesaria) (Gabo).

Queda el caso de las Universidades, que deberían tomar sus responsabilidades en la necesaria formación en género de l*s trabajador*s públic*s (Juanjo). Igualmente los organismos públicos deberían impulsar el trabajo con hombres en las entidades en las que estos están (Juanjo).

Queda claro, pues, que en este campo nos queda muchísimo camino por recorrer.


.

.TRANSCRIPCIÓN DE LAS RESPUESTAS POR ORDEN ALFABÉTICO.

ALEJO DURÁN (AHIGE Andalucía):

La implicación es escasa y las pocas colaboraciones se hacen por iniciativa de algunos/as representantes políticos concienciados/as y siempre que haya rentabilidad política.

ANDER BERGARA SAUTUA, técnico de Emakunde-Instituto Vasco de la Mujer y coordinador de Gizonduz.

El VI Plan para la Igualdad de Mujeres y Hombres en la CAE, establece para todas las instituciones públicas el objetivo de aumentar el número de hombres jóvenes y adultos que cuestionan el modelo tradicional masculino y desarrollan actitudes y comportamientos coherentes con la igualdad, y uno de los indicadores previstos para medir el cumplimiento de dicho objetivo es el número de hombres que participan en organizaciones y asociaciones a favor de la igualdad. En este sentido, desde las distintas administraciones públicas vascas (autonómica, forales y locales) se vienen concediendo ayudas y subvenciones a la asociaciones que trabajan a favor de la igualdad, incluidas las de hombres. Aun así, en la jornada que antes he mencionado se comentó que uno de los obstáculos para el funcionamiento óptimo de algunos grupos era la falta de financiación.

Por otra parte, hay instituciones como la Diputación de Bizkaia que, junto a la entidad financiera BBK, han reconocido recientemente el trabajo de grupos de hombres como el de Bilbao (Piper Txuriak), mediante la concesión del Premio Zirgari.

Por lo que se refiere a Emakunde, cada vez se tiene más presente a los grupos de hombres por la igualdad en actividades de sensibilización organizadas por el Instituto, así como a la hora de elaborar los planes de igualdad, de evaluar la ley de igualdad, de constituir jurados de premios, etc. Asimismo, los grupos de hombres por la igualdad son un referente importante para el trabajo que se realiza en el marco del programa Gizonduz de Emakunde y los apoyamos en la medida de nuestras posibilidades.

CELSO TABOADA LORENZO, Padre, Compañero, Feminista, Psicopedagogo y Agente de Igualdad en el Ayuntamiento de Lalín. Miembro de Homes Galegos pola Igualdade y del MHX=

– Posiblemente sea el peor momento histórico en relación al apoyo específico de medidas relacionadas con la igualdad de género en España, y en particular con actuaciones con grupos de chicos y de hombres. Siempre le ha costado un poco mas a las administraciones realizar o apoyar actuaciones para trabajar con chicos y con hombres, ya que nunca han entendido que educando a los niños en otros modelos de masculinidad no tóxicos, se estarían dando pasos en consonancia con las medidas educativas de empoderamiento específicas para las chicas y las mujeres. Empoderar a las mujeresy ememocionar a los hombres.

– Las instituciones no pueden seguir centrándose únicamente en el trabajo con mujeres y con algunos hombres en la carcel.

ERICK PESCADOR ALBIACH, CEGM (Centro de Estudios de Género y Masculinidades); ACVE (Asociación para la Creación de Vínculos de Equidad)

Implicación cero o casi cero. Igual que no es un tema del que hablar el género y la igualdad en las instituciones rara vez lo somos el MHX=

FRANCHES BELENGUER, grupo de hombres de Granada, Red de Hombres por la igualdad.

Aquí en Andalucía es anecdótica, aunque esa minoría “feminista institucional y académica”, nos animan a seguir y dicen que es un trabajo importantísimo el que tenemos que hacer de concienciación y divulgación hacia los hombres. Aún no apuestan por “programas institucionales” y así es muy difícil llegar a sectores amplios de la población y a través de los medios de comunicación

GABRIEL LAMARTHÉE, AHIGE Canarias.

En Canarias tenemos diferencias significativas entre islas. Cada isla tiene su Cabildo y su idiosincrasia. A su vez existe al Gobierno de Canarias, luego los ayuntamientos…

Cada quien tiene sus competencias y sus objetivos. Personalmente me da la sensación de que cada cual trabaja por su cuenta y que a la clase política le gusta más la foto y que las estadísticas tengan muchas más cantidad que calidad humana. Pienso que las políticas son paternalistas, los medios de prevención escasos y todavía se trabaja mucho con las mujeres, no para empoderarlas, sino para victimizarlas y poco, o nada, se trabaja con los hombres para educarles en la noviolencia, ni en la formación de habilidades y de análisis de su propia realidad en un mundo en transformación hacia posiciones cada vez más igualitarias.

Considero que todo ello genera la reproducción social del sexismo, la victimización, en vez del empoderamiento, de miles de mujeres y la excesiva vehemencia con los hombres que acosan a miles de mujeres que viven con miedo de sus parejas o exparejas, y que han de marchar a un exilio forzado ante la incapacidad de las instituciones de reformar a los miles de hombres maltratadores que no se encuentran reclusos, sino deambulando en una sociedad machista que les protege y les alienta.

Creo que los recursos son muy escasos. Que debería haber muchísimos más recursos para atender con calidad a todas las mujeres que sufren el desamparo por la violencia machista, y muchísimos recursos en educar, educar y educar a esta sociedad enferma de violencia machista.

Las políticas orientadas a la igualdad no deberían de ser periféricas, sino vertebradoras de muchas áreas que van en contra y con gran protagonismo a las acciones en pro de la igualdad. Por ejemplo, se dedican escasos recursos para dar talleres para prevenir el bullying o para dar educación afectivo-sexual, mientras que se derrocha dinero para promover la elección de miss, traer a Marc Anthony o celebrar un carnaval con más mujeres modelo semidesnudas y con más silicona que el año anterior. Es incongruente. Las áreas de cultura, deportes, educación, promoción económica, presidencia, etc., deberían tener como prioridad la igualdad de género, como los Derechos Humanos.

Las políticas de igualdad que tengan en cuenta a los hombres en el proceso son muy escasas, cuando no nulas.

Desde AHIGE seguimos promoviendo la necesidad de intervenir con los hombres; en Gran Canaria el Cabildo empieza a abrirse a este tipo de iniciativas; algunos ayuntamientos también nos estan abriendo sus puertas (como el de Las Palmas, Arucas, Santa Brígida, Adeje); en Gran Canaria con mayor convencimiento que el recelo con que nos miran en Tenerife.

Nosotros seguiremos realizando nuestro trabajo desde abajo, insistiendo, aliándonos con aquellas instituciones que crean en la necesidad de un cambio.

Por otro lado, estamos abriendo brechas de colaboración directa con centros educativos y con profesorado concreto. Cuando nos ven trabajar y comprueban los resultados de nuestra intervención suelen repetir. Confiamos en que estas relaciones se hagan eco y aumenten las colaboraciones a paso de hormiga: lento pero seguro

HERMÓGENES DOMINGO, grupo “Prometeo” de León, Red de Hombres por la igualdad.

Como ya he dicho antes, considero que las instituciones públicas se han ido abriendo lentamente a los HxI o a nuestras ideas y planteamientos en cuanto a líneas de trabajo por la igualdad que impliquen a los hombres. En general veo muy positivo que las instituciones se muestren más receptivas a nuestros planteamientos. Después de esta sensibilización de las instituciones, el siguiente objetivo ha de ser instarlas a que pongan en práctica medidas y actuaciones conforme a esos planteamientos.

HILARIO SÁEZ, Foro de hombres por la igualdad, Sevilla.

La implicación de las instituciones públicas respecto al papel de MHXI en estos años ha caído de forma estrepitosa. Los recortes en políticas de igualdad han sido brutales en todos lo ámbitos pero en el caso de las iniciativas dirigidas a la población masculina la situación es más grave porque ya eran muy escasas. En estos momentos solo quedan dos programas públicos con alguna entidad, Gizonduz en el País Vasco y los programas del ayuntamiento de Barcelona. Del programa pionero de Hombres por la Igualdad del ayuntamiento de Jerez solo queda el nombre y el resto de iniciativas en diputaciones y ayuntamientos han desaparecido totalmente o quedado reducidos a intervenciones esporádicas. Inclusos las charlas, conferencias o talleres que actuaban como una lluvia fina se han visto afectados por una sequía que amenaza con convertir el panorama en un desierto.

JOAQUIM MONTANER, “Papás blogueros”, Sevilla.

No estoy muy relacionado con la capa política. Y no me interesa demasiado además.

JOSÉ ÁNGEL LOZOYA, Foro de Hombres por la igualdad, Sevilla.

La implicación es bastante anecdótica pero intuyo que podemos estar ante un cambio de tendencia motivado por el nuevo escenario de pluralidad política, sobre todo en la izquierda, que deberíamos saber aprovechar 

JUANJO COMPAIRÉ, Homes igualitaris (AHIGE Catalunya).

Excepto en Euskadi y algún Ayuntamiento aislado, no existe una política pública definida de implicación de los hombres en la igualdad. Todo depende de la persona que en un momento determinado esté en ese cargo. Vemos que, a veces, esta persona es substituida y el proyecto cae.

No podemos depender de este factor personal: que en tal o cual Universidad, en tal o cual Consejería o Ministerio haya personas sensibilizadas. Hace falta una apuesta clara y decidida por la implicación de los hombres. Es que además lo dice la ONU, la UE, las instituciones están obligadas. Porque trabajar (poco y cada vez peor) sólo con mujeres también podemos mirarlo con mirada de género. Trabajar sólo con mujeres es doblemente victimizarlas y substituir el dominio y protección masculina per el del Estado; es decir, seguirlas manteniendo en un lugar subalterno.

Es evidente que hay que proteger a las mujeres y llevar adelante políticas de protección de las víctimas de violencia de género y de discriminación positiva en contra de la brecha de género. Pero si no se trabaja paralelamente con hombres, el trabajo no sólo se queda en la mitad, sino que no cambia las relaciones.

En suma, no podemos continuar con esta situación. Es una prioridad social. Porque si vemos los grandes problemas sociales (violencia, delincuencia, accidentes, desigualdades…), vemos que tienen cara de hombre. Trabajar con hombres ayudaría a mejorar la mayor parte de los problemas sociales.

Marcaría aquí tres niveles de intervención, interrelacionados:

– trabajo de investigación sobre la situación de los hombres desde las Universidades.

– trabajo de formación en género y masculinidades de l*s trabajador*s públic*s: policías, jueces y personal jurídico, asistentes sociales,…El objetivo es cortar el acceso de los grupos neomachistas a las subvenciones y a las instituciones. También hacer que la aplicación de las leyes de igualdad la hagan personas con mirada de género y, por consiguiente, atentas a las desigualdades de todo tipo.

– trabajo con hombres desde las instituciones allá donde se encuentran, en las entidades culturales, deportivas, recreativas…

Como ejemplo de intervención pondría el contenido de la ley 4/2005 del Parlamento Vasco. Un enfoque transversal y global de todas las instituciones vascas.

JULIÁN FERNÁNDEZ DE QUERO, sexólogo, impulsor de SEXPOL,, AHIGE- Castilla La Mancha

Me consta que, salvo excepciones, dicha implicación no existe. Ya conocemos las excepciones, el Instituto de la Mujer en algunas autonomías, algunos ayuntamientos, algunas consejerías autonómicas, por cierto, que me gustaría saber cómo de implicadas están ahora las que fueron pioneras como el Ayuntamiento de Jerez o Emakunde con Gizonduz. A nivel de Gobierno Central, no hay sintonía y parece como si las directivas de la UE y de la ONU no se las hubieran leído. Sigue prevaleciendo el mensaje de que el tema de la igualdad es cosa de mujeres y no de todas, sino de las feministas.

MANUEL BUENDÍA, AHIGE Andalucía.

Muy muy bajas. Ante la crisis, cualquier recurso social es recortado, y el MHXI ya ni por asomo.

MIGUEL LÁZARO, AHIGE Madrid.

Escasa, pero es que nuestro peso es mínimo. No hacemos ruido, no estamos bien estructurados, somos pocos y no utilizamos estrategias de cabildeo/lobby. Pero creo que tampoco les hemos pedido muchas cosas, y que por lo general, cuando se piden, se obtienen. Creo que nos queda todavía mucho trabajo de calle hasta que consigamos que “lo público” hable de la perspectiva integral de género, de la construcción social del hombre, o de nuestra relación con el patriarcado. 

PACO ABRIL, Homes Igualitaris (AHIGE Catalunya).

Es nula, casi nula. Por no decir inexistente. La mayoría de instituciones públicas no hacen políticas de género. Cuando tienen, son políticas para mujeres. Es necesario incluir a los hombres en las políticas de igualdad de género y que las instituciones públicas desarrollen o apoyen proyectos de igualdad, y con perspectiva de género, dirigidos a hombres.

En España hay algunos programas dirigidos a hombres pero que tienen poca incidencia, apenas llegan a unos pocos hombres y en temáticas muy concretas, como la paternidad, por ejemplo.