De nuevo a vueltas con los lavabos.

Autor: Juanjo Compairé.

Los carteles de los lavabos son un indicativo muy interesante para deducir las construcciones sociales de género en cada lugar. De manera a veces evidente, pero muchas veces sutil nos señalan qué puerta abrir según el sexo al que nos adscribimos.

Dentro de lo más que evidente, vemos aquí un par de  carteles: uno con un tornillo y otro con una tuerca. ¡Caramba con la metáfora tan poco sutil!

En cambio, en otro caso hace falta pensar un poco más: ¿a qué sexo va asociado el triangulito con el vértice hacia arriba y cuál con el vértice hacia abajo? Por lo menos hay que pensárselo un poco. ¡Lástima que muchas veces uno o una va al lavabo sin demasiado tiempo para pensar!

Pero vamos más allá: ¿son necesarios lavabos segregados por sexos? Vemos unos de Copenhague que indican claramente que son para ambos sexos. ¿Son cosas de la sociedad nórdica tan avanzada? Pues no necesariamente: aquí tenéis unos lavabos del mercado municipal de Sta Caterina de Barcelona y otros de un café de la Pl. Major de Viladrau (Girona) abiertos a todos los sexos, porque quizá son más de dos (al menos si nos fijamos en el cartel del mercado). ¡Viva la diversidad!


.

21_lavabos-del-caffe-pl-major-viladrau-des-2012_lr

.

21_lavabos-del-mercat-de-sta-caterina-set-2009_lr

.

21_masculi-femeni-oct-2016

.

21_femeni-oct-2016

21_masculi-oct-2016