DE ALLÍ VENGO, PERO NO ES EXCUSA.

De allí vengo, pero no es excusa. Autor: Javier de Domingo, psicólogo / Rebirthing / Círculos de hombres en procesos de revisión de los modelos de masculinidad y paternidad. Fundador del movimiento #siloshombreshablasen   Recuerdo cuando me hablaron por primera vez de la masturbación. El hermano mayor de un amigo mío y de la panda con la que andaba por entonces nos congregó a unos cuantos al lado del quiosco donde comprábamos chuches y tebeos. Dios, lo que era aquel sitio para nosotros, para mí. Cuando quería escapar de la interminable lista de deberes y haceres impostados por nuestros mayores, cogía mi bici y allí que iba con mis amigos a comprar 100 pesetas de chuches, las mismas chuches de hoy, pero sobretodo me corroía el ansia de que hubiesen llegado los nuevos números de Spiderman, Daredevil, La Patruya X y los Vengadores. Aquellas historias me abrían la mente a otros mundos, a otras maneras de ser, pensar y sentir. Aparecían “negros” y “chinos” y eran también héroes. Gente corriente que, por accidentes y mutaciones, podían convertirse en una mejor versión de sí mismos. “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” era el lema de Spiderman. Me fascinaba también encontrarme mujeres fuertes…

Apuntes para pensar lo normativo patriarcal en varones de Asunción: ANI NDE KUÑA’I

Opinión Ani nde kuña’i: Apuntes para pensar lo normativo patriarcal en varones de Asunción. Escrito por Agustín Barúa Caffarena, psiquiatra de atención primaria de salud, antipsiquiatra,. Psicodramatista,  terapeuta (individual y grupal), educador popular, magister en antropología social, acompañante en procesos de intercuidados de equipos sociales, acompañamientos sociales comunitarios. utopiandoya@gmail.com Dentro y fuera de mí: Una revolución. Dentro y fuera de mí: Una revolución. (MÍSTICA DEL TERCER ENCUENTRO ARGENTINO DE COLECTIVOS DE VARONES ANTIPATRIARCALES) Si bien venimos, y se viene pensando esto, traigo cuatro escalofríos. Cuatro conmociones. La primera vez fue en el Bañado Sur, en esa mujer bañadense que en una entrevista en su casa, al ir narrando su vínculo de pareja, me fui viendo en la descripción de lo que él hacía. No podía mirar a otro lado. Era yo en aquel. Ahí ya no pude borrar la presencia de las voces que me reclamaron en diferentes vínculos de pareja, ahora cristalizadas en esta. Fue asumir que no daba intentar militar con posiciones clasistas sin repensar las propias prácticas de género. Y no podía hacerlo sin romper el miedo al bochorno de asumir en lo público esto. La segunda vez cuando oí a un compañero en Montevideo. Él, psicólogo,…

La corresponsabilidad no se va de vacaciones.

LA CORRESPONSABILIDAD NO SE VA DE VACACIONES. Han llegado las vacaciones, por fin, y toda la familia se prepara para disfrutar de un merecido descanso tras una duro año de trabajo. Es la hora de preparar las maletas, las bolsas, los enseres de camping, la comida… Todo un ritual en el que cada uno de los componentes familiares tiene su papel. Pero ¿tenemos todos claro cual es el de cada uno? ¿somos realmente conscientes de como nos repartimos los roles en cada una de las tareas que nos toca asumir en vacaciones? ¿Todo el mundo en la familia descansa por igual? Porque este es el comienzo, pero durante el transcurso de las mismas, es fácil darse cuenta de que los roles asignados a cada uno en casa durante el año se reproducen en el camping, el apartamento, el hotel, la casa de veraneo o donde quiera que estemos. Este artículo solo quiere ser una toma de conciencia, a través de nuestras propias experiencias de, en qué medida, esto es así. Porque la corresponsabilidad no se va (no puede irse) de vacaciones. DE este modo, en unas breves líneas, compartimos con vosotr@s las experiencias de algunos hombres igualitarios. Como vivimos en…

UN ATASCO.

UN ATASCO. Escrito por Javier García Rodríguez. (Para leer este relato se recomienda escuchar mientras tanto las canciónes de Georges Moustaki: “Le métèque”: https://www.youtube.com/watch?v=MV8fGf-N06A, y “Ma solitude”: https://www.youtube.com/watch?v=QvFLBs9S8FY&list=RDQvFLBs9S8FY#t=2) Me desplazo lentamente. El atasco es monumental, tanto que ya no deja espacio a la inquietud o los nervios. La inexorable cadencia del futuro acaba de detenerse junto con el tráfico. Un accidente ajeno y el presente desatado inunda todos los espacios. Durante un tiempo, incierto, y nada apunta a breve, no deberé preocuparme por justificar el tiempo, por completarlo con acción y movimiento, por vivir empujado hacia lo siguiente. El aquí ahora se impone; sólo queda vivirlo, en el tedio de la caravana. Y paradójicamente, sin anunciarse, entre sus pliegues se abre una grieta del pasado. Suena en la radio Le Métèque y la nostalgia se va templando con un sol plácido y benévolo que castiga el salpicadero. “Et nous ferons de chaque jour toute une éternité d’amour”, voy recitando al compás de la canción, mientras brotan en mi mente imágenes de un tiempo ya olvidado, de un tiempo que fue y que invocado por las palabras de Moustaki reclama insistente su regreso. Un tiempo invisible a mi presente pero que…

UN HOMBRE SE AFANABA SIN ENTENDER

Un hombre se afanaba sin entender Jordi se afana pero no entiende sus impulsos. Un niño nacido en 1969, macho primogénito – aunque no en la primigenia que correspondería a la hermana nacida tres años antes – se había convertido en miembro familiar problemático. Una infancia tranquila y feliz dio paso a un caradura y terco instantáneo en cualquier situación. Un terco como le hacía ver su padre. Sin poder entender estos impulsos, su ser le muestra constantemente una barrera que lo separa del resto, que le revoluciona en ciertos instantes y que lo aísla en otros. En ciertas fases, traspasaba de la travesura al descaro: “qué haces Jordi! Eres malo!”, le decían algunas tías. Quizá por la amenaza que suponían su espíritu indolente y gamberro en ciertos momentos. Supongo que el niño iba creciendo entre las incomprensiones de los demás – y también de sí mismo – y este cinturón de seguridad que se construyó para salvaguardar una posibilidad de identidad propia hizo el resto, que al concretar esta protección iniciaron un proceso hacia el analfabeto emocional en el que se convirtió con los años. Hasta hoy hacia nuestros días. Os confieso que ese niño soy yo mismo. Este…

LA LUCHA ESTÁ ADENTRO

Llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones y palpitamos juntos por ello. La lucha está adentro Cuando mamá supo que la luna roja en esta ocasión no iba a ser vertida, deseó que fuera una niña, para que acompañara a su hermanito Andrés. Sin embargo pasaron los meses y las ecografías dieron señales de que éste nuevo ser humano tenía los cromosomas XY. Andresito iba a compartir sus juegos con un nuevo varoncito en la familia. Gabi nació en un verano septentrional un año prometedor en un país que firmaba acuerdos para un nuevo pacto social tras cuarenta años de dictadura: El año de la constitución. Nació en el seno de un pueblo luchador que había (y continuó después) sufrido especialmente la represión fascista. Tras el 78 clamaban los cánticos susurrados demasiado tiempo como memoria de un sueño libertario. Había claridad en el ambiente por revertir los daños de la represión, y se podía ver su efecto como si fueran fuegos artificiales que clamaban libertad, igualdad y apoyo mutuo. Papá me tomó en sus brazos y su felicidad iluminaba la maternidad. Ese día se prometió darle cuanto necesitara para llegar a ser un gran hombre,. Por ello su destino como…