Factores de la construcción de las paternidades comprometidas en España.

por Paco Abril (Homes Igualitaris – AHIGE Catalunya).

Los hombres cada vez están más cuestionados en la sociedad, desde diversos ámbitos. Uno de los principales cuestionamientos tiene que ver con el rol que ejercen en relación al trabajo y la familia. La figura del hombre proveedor de la familia (breadwinner), centrado en el trabajo remunerado y con muy poca participación en el trabajo reproductivo no remunerado es una figura en declive, cada vez menos valorada, culturalmente cuestionada. Por ejemplo, en la publicidad, cada vez más, se exhiben modelos de hombres cuidadores. En 2014 una famosa marca de teléfonos móviles mostraba numerosos padres que sostenían a sus bebés en el regazo o cuidaban de sus hijos, al tiempo que mostraban las nuevas aplicaciones del teléfono1. También estos modelos de padres se empiezan a visibilizar en las calles: conduciendo los cochecitos de los niños/as, en los parques y en otros espacios, tradicionalmente, feminizados. Al tiempo que aparecen en la blogosfera padres activistas de la parentalidad positiva que reivindican, comparten y muestran otras maneras de ser padres2

Conciliaciòn domésticaExiste, por tanto, una tendencia, e incluso un incremento cuantitativo, del número de hombres, padres, que se implican en los cuidados. Si bien, aún, a nivel general, la participación de los hombres en la esfera reproductiva dista mucho de ser igualitaria. Las mujeres siguen asumiendo, en España, la mayor parte del trabajo doméstico y de los cuidados. En general, los hombres no están tan interesados en este tipo de trabajo porque no proporciona estatus, poder ni privilegios. Sin embargo, cada vez más hombres descubren que, especialmente el trabajo de cuidado de los hijos e hijas, proporciona otros tipos de satisfacciones, como la vinculación emocional.

hombreEn nuestra sociedad, el aumento de las parejas de doble ingreso está directamente relacionado con el aumento de la participación de los hombres en los cuidados. Pero, además, los cambios en la esfera laboral que algunos casos implica una mayor inestabilidad y flexibilidad de las relaciones laborales, los espacios y los tiempos ponen en cuestión la ecuación masculinidad y trabajo. Si bien los hombres no abandonan su rol de proveedor económico, al no ser ya los únicos proveedores y, a veces, ni los principales, construyen su identidad, o la amplían, incorporando otras facetas. Algunos, se convierten, también, en proveedores de cuidados.

manos_padre_hijo¿Qué hace que los hombres, padres, se comprometan en los cuidados? Si entendemos el compromiso paternal como la accesibilidad, es decir la disponibilidad potencial para la interacción con el hijo o hija; la participación, es decir la cantidad de tiempo invertida en los cuidados; y la responsabilidad, expresada como la organización, control y supervisión de los cuidados. Los padres comprometidos son aquellos que dedican el mismo tiempo, o más, que sus parejas, y se responsabilizan por igual en la gestión de los cuidados.

La categoría de padre comprometido es multifactorial. Se construye, por tanto, por la intervención de múltiples factores que interaccionan a nivel personal, relacional e institucional.

  • Los padres, para ser comprometidos, necesitan accesibilidad para los cuidados. Es decir unas condiciones laborales que les permitan tiempo para dedicar a los cuidados. Estas condiciones a veces son propiciadas por los propios hombres que ante la llegada del bebé realizan ajustes laborales para disponer de tiempo y estar accesibles a los cuidados. En otros casos son indirectas, favorecidas por circunstancias externas a la voluntad de los hombres, como una situación de desempleo.hombres en proceso de cambio

  • Pero la accesibilidad no es suficiente si no existen factores de tipo personal o relacional que conviertan la accesibilidad en participación real y en responsabilidad en la gestión de los cuidados. Para esto es necesario, muchas veces, una socialización previa en igualdad, a través de una negociación en la pareja que lleva a un reparto igualitario en el trabajo doméstico. Pero para evitar que el reparto igualitario previo implique una “tradicionalización” de las relaciones de género con la llegada del bebé, es también importante que las parejas tengan un tipo de maternidad corresponsable; es decir que quieran a su lado padres comprometidos y no ejerzan una maternidad intensiva, acaparadora. Al tiempo que son necesarias condiciones externas, institucionales, que favorezcan maternidades y paternidades igualitarias. Es decir, un mercado de trabajo y legislación que no penalice a las mujeres cuando son madres y que favorezca, y aliente, la implicación de los hombres en los cuidados.


Son necesarias condiciones externas, institucionales, que favorezcan maternidades y paternidades igualitarias.


  • Otro aspecto importante es que la experiencia de la paternidad comprometida es trans/formadora, incluso para aquellos hombres que no tenían pensado ejercerla pero que las circunstancias, como el desempleo, les ha abocado al aprendizaje de la parentalidad positiva. Hombres que han pasado de la inseguridad ante los cuidados a valorar el vínculo creado con su hijo o hija y que continúan implicados en los cuidados incluso cuando han vuelto a la situación de empleados. Por tanto, el compromiso paternal en los cuidados deriva, pero también favorece, relaciones más igualitarias y formas de masculinidad alternativas.


El compromiso paternal en los cuidados deriva, pero también favorece, relaciones más igualitarias y formas de masculinidad alternativas


.

niños_cuidadoresYa sea primando los cuidados sobre el trabajo remunerado, intentando buscar un equilibrio entre ambos o, incluso, estando más orientados al trabajo pero comprometidos con los cuidados, los hombres que se implican con sus hijos e hijas son un ejemplo del dinamismo y la fluidez de la masculinidad y de la construcción de las paternidades contemporáneas. Estos hombres son un ejemplo de cómo los cambios en diversos niveles – personales, ideológicos, culturales e institucionales- pueden ser transformadores de la identidad masculina tradicional y favorecer una mayor democratización de las relaciones de género.

.

NOTAS:

1. Anuncio Iphone 5s “Ser Padres”, Julio 2014 <https://www.youtube.com/watch?v=aad4Q72Jrgc >

2. Listado de papás blogueros recogido por Joaquín Montaner:<http://joaquimmontaner.net/papas-blogueros/ >