Riámonos de los estereotipos

Mayo 16, 2017

MACHISMO CASPOSO

Hay un machismo aún incrustado en muchos anuncios publicitarios. Y en otros lugares.

Autor: Juanjo Compairé

 

Que hay un machismo trasnochado, que aún asoma el morro en la publicidad ya lo hemos denunciado en esta sección muchas veces y hacíamos un llamamiento a reírnos de él y a considerarlo ridículo. Pero hay quien se libra de la vergüenza y sigue erre que erre.

La FACUA hace cada año un “concurso” para designar el anuncio más machista. El ganador de este año no desmerece a los de años anteriores:

 

 

Quien compre el champú no sólo obtendrá una melena perfecta sino que, además, como un “elixir de amor”, obtendrá también mujeres como esta, que caerán a sus pies rendidas a sus feromonas. ¿Nos toman a los hombres por imbéciles o por salidos? Efectivamente, en este caso, el adjetivo “casposo” se adecúa muy bien a la marca.

Pasamos de la caspa a otros terrenos. Bustamante patenta una marca de “body lotion” con el sugerente nombre de “Muy mía”, en la que se le ve con una mujer de espaldas, se supone que oliendo su fragancia y convirtiéndose así en su posesión personal. Como dirían en mi tierra, Aragón, “¡angelico!”.

 

 

Para acabar, una perla que nos ha enviado nuestro compañero Toni de Abrera. Se trata de un WC unisex. Estamos asistiendo a una tendencia en la que se pretende superar la dicotomía entre lavabos para hombre y para mujeres. Vemos cada vez más lavabos con las dos figuras. Aquí también, pero el estereotipo continúa: el hombre es por naturaleza, nos dicen, un mirón. Efectivamente, nos toman por imbéciles y por salidos. Y no siempre tienen razón.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *