SEXUALIDAD: Dime qué te pasa.

Autor: Julián Fernández de Quero

 “YA NO SIENTO COMO ANTES”

  escales-de-montjuic-2bis

Pregunta: Buenas noches, tengo 40 años y, últimamente, un grave problema. Siempre hemos tenido relaciones sexuales con preservativo, pero ahora (será casualidad) desde que hemos decidido buscar un niño pues me excito y me dura erecto 1 minuto y en seguida se me viene abajo. Ni siquiera yo siento como sentía antes. Ahora me cuesta mucho trabajo que se me ponga erecto y dejo a mi mujer ni siquiera a medias y yo la verdad tengo ganas de tener relaciones con ella y sentir como yo sentía antes, que lo echo mucho de menos.

Querría por favor saber si me podéis ayudar.

Gracias.



Respuesta: Estimado amigo, tal como me lo cuentas, no tengo más remedio que pensar  que puede ser que tú, inconscientemente, rechaces la posibilidad de tener un hijo o de asumir la responsabilidad paterna de la crianza, porque resulta llamativo que cuando usabas preservativos no tenías problemas de erección  y desde el momento que decidís dejar de usarlos para buscar el embarazo, te comience a ocurrir. Esto suele ser más frecuente de lo que parece: a muchos hombres el tema de la paternidad les viene impuesto por los deseos de la pareja y no por decisión propia.  Claro que no se le puede decir directa y claramente a la pareja que no quieres tener hijos, pues seguramente ese sería el principio de una ruptura conyugal.  Pero el rechazo está ahí dentro, en el inconsciente,  y puede aflorar en forma de boicot al embarazo mediante una disfunción erectiva.


Puede ser que tú, inconscientemente, rechaces la posibilidad de tener un hijo o de asumir la responsabilidad paterna de la crianza.


 Si esto fuera así,  mi mejor consejo es que acudieras a un/a psicólogo/a de tu confianza para exponerle lo que te pasa y buscar su ayuda.  Claro que, esto es una mera sospecha. Puede ocurrirte simplemente que al marcarte el objetivo de la fecundación, tu mente durante la relación esté ocupada por pensamientos de preocupación y de excesiva responsabilidad  y que esa preocupación te esté jugando la mala pasada de hacerte perder la erección. Durante las relaciones,  intenta no preocuparte por nada, pon tu mente en clave erótica, abandónate a las sensaciones de placer, vive la relación de forma relajada  y hedonista. Es posible que entonces, el pene permanezca erecto hasta la eyaculación y los dos podáis disfrutar sin problemas.  Una mente preocupada durante la relación sexual juega estas malas pasadas porque la preocupación activa el sistema neurovegetativo llamado simpático (era un bromista el que se lo puso) que activa la ansiedad y desactiva la erección.  Por eso es tan importante que durante la relación la mente este relajada y despreocupada, centrada solamente en pasárselo bien.


Por eso es tan importante que durante la relación la mente este relajada y despreocupada, centrada solamente en pasárselo bien.


También es conveniente que tengas en cuenta que, para  buscar el hijo, lo importante es eyacular dentro de la vagina, pero para que tu mujer disfrute y tú sientas no basta con el coito ni con el pene erecto. Hacen falta más cosas: caricias,  felaciones, besos, masajes, simular el coito con los dedos de la mano, frotar el clítoris y, sobre todo, que la actitud de tu compañera y la tuya sean de abandono y disfrute, no de preocupación y ansiedad.  Si esto lo podéis  corregir entre los dos, estupendo. Pero si el problema persiste, te aconsejo que vayáis los dos a un/a terapeuta sexual para que os ayude.

Un saludo cordial,

Julián